Seguros para bares y restaurantes – Importante!

Manejar un local gastronómico de cualquier estilo y tamaño comprende un gran compromiso de nuestra parte. Como sabemos, es un rubro altamente demandante que necesita atención, constancia y mucho esfuerzo. Por esas mismas razones, Grupo NR seguros detalla las características principales a tener en cuenta a la hora de contratar un seguro para bares y/o restaurantes para así protegerlo (y también protegernos) ante posibles eventualidades.

Existen diferentes coberturas que cuidan el local en sí, las materias primas que allí se encuentren y los clientes. Teniendo en cuenta que cada negocio presenta un tamaño y características diferentes, habrá distintas coberturas que se adapten a tu modelo de negocio. Las coberturas básicas, generalmente, nos cubren ante incendios, explosiones, vandalismo, fenómenos de la naturaleza, inundaciones, rotura de mármoles y loza, daños eléctricos, traslados y aseguran 24 horas de asistencia. Entre las opciones extra uno podrá elegir cubrirse de robos, daños en aparatos, deterioro de mercadería, accidentes y responsabilidad civil.

Las empresas aseguradoras distinguen tres tipos de seguros para restaurantes y bares entre los que se encuentran los seguros de riesgo general, el de responsabilidad civil y el de interrupción del negocio.

El seguro de riesgo general asegura al local, su continente, el contenido y todos los accesorios allí presentes. En caso de querer ampliar esta cobertura se podrá incluir la señalización del restaurante y el jardín o patio interno, en caso de que haya. En estos casos se contemplan daños provocados por incendios, lluvia, granizo, inundaciones y vientos.

Por otro lado, el seguro de responsabilidad civil nos protege a nosotros como dueños ante posibles accidentes que puedan ocurrirles a terceros. Es decir, estaremos cubiertos frente a cualquier daño que sea causado a un cliente que se encuentre en nuestro bar o restaurante.

Por último, las coberturas por interrupción del negocio nos respaldan y ayudan a hacer frente a las pérdidas causadas del cese de la actividad ya sea temporal o definitivo. En este caso, el seguro se hará cargo de los ingresos no percibidos, de las tasas de alquiler y franquicia y de las pérdidas de materia prima que puedan existir.

Contratar un seguro para bares y restaurantes antes de poner en marcha el local es un ítem clave que no deberá dejarse de lado. Gracias a este tipo de seguros podemos contar con un respaldo económico y así asegurarnos que ningún accidente, desastre natural o inconveniente pueda arruinar el fruto de nuestro esfuerzo y trabajo.



Los comentarios están cerrados.