Seguros de cancelación de viaje

Desde el momento que comenzamos a planificar un viaje nos adentramos a una gran aventura que llevará mucha organización e ideas por delante para poder cumplir sueños y darnos diferentes gustos. Dicen que viajar es la única cosa que se puede comprar que te hará más rico pero, de todas formas, no debemos descuidar nuestro bolsillo en la planificación.

Organizar un viaje con bastante tiempo de anticipación es lo mejor que podemos hacer para cuidar nuestra economía. Cuanto más cerca de la fecha de viaje estemos más caros resultarán los tickets aéreos porque habrá menos demanda y más caro también será reservar los hoteles, autos u otras actividades. Es por esto que, una vez que tengamos confirmada la fecha de nuestro posible viaje nos convendrá hacer las reservas necesarias y contemplar la idea de contratar un seguro de cancelación de viaje.

Los seguros de cancelación de viaje te respaldan ante cualquier complicación o inconveniente de fuerza mayor que esté fuera de nuestro control y que nos impida realizar el viaje ideado. Sabemos que cancelar un viaje, por más que sea de trabajo o de ocio, no es algo positivo y afectará nuestro plano sentimental pero debemos tener en cuenta que sí resulta positivo que las compañías aseguradoras o planes de seguros de cancelación de viaje se hagan cargo de la pérdida económica que esto conlleva.

Los montos de cobertura varían según el plan contratado. Algunas empresas ofrecen planes que se hacen cargo de hasta €2.500 o €5.000 por cancelación, por ejemplo. Se deben contratar el mismo día que al hacer la reserva, en caso de hacerlo por una compañía de seguros externa y en el momento de la reserva si se hace a través de algún portal o agencia de viaje.

Algunos de los motivos que se aceptan para cancelar un viaje y dar uso a la cobertura son: el accidente o enfermedad del asegurado o familiar con alteración de salud constatada por un médico y que requiera de hospitalización por, al menos, 24 horas o incapacidad temporal durante los 7 días anteriores al viaje, el fallecimiento del asegurado o familiar, el despido laboral, la existencia de perjuicios graves por robo, incendio, inundación o explosión en su hogar o local profesional, la incorporación a una nueva empresa siempre y cuando el contrato laboral sea superior a un año y las citaciones judiciales o citaciones para trasplantes o tratamientos quirúrgicos al asegurado o familiar.

De todas formas, cada plan y empresa de seguros ofrece distintas pólizas en las que se detallan correctamente los motivos de cancelación cubiertos por cada una y los precios de las mismas. Es por eso que recomendamos informarse en la materia antes de contratar el seguro y verificar que el seguro de cancelación se adapte a nuestros posibles panoramas personales.



Los comentarios están cerrados.