Informes de la SRT

¿Qué es la SRT?
La Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT) es el organismo del Estado Nacional encargado de promover la seguridad e higiene dentro de los ambientes laborales en los que los trabajadores argentinos desarrollan sus actividades. La prevención la realiza a través de las regulaciones y el control para asegurar que cada espacio garantice las prestaciones necesarias a sus empleados. En caso de accidentes o enfermedades laborales se encarga de imponer las sanciones y normas necesarias según lo dicte la Ley de Riesgos del Trabajo Nº 24.557.

El organismo nacional comunica tanto a empleadores como empleados cuáles son los mecanismos y los elementos de prevención a través de sus informes. Los informes completos se encuentran disponibles en su sitio web http://www.srt.gob.ar/ , pero a través de su Twitter difunden versiones resumidas y otros datos útiles para cumplimentar las normas dentro del ambiente laboral.

Una de las cuestiones más importantes a la hora de prevenir accidentes o enfermedades es que el empleador provea a sus empleados de todos los Elementos de Protección Personal (EPP) que la actividad requiera. Cada elemento debe estar autenticado por el ente certificador que corresponda. Los dos únicos entes certificadores reconocidos por la Secretaría de Comercio en la Argentina son el Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM) y Underwriters Laboratories (UL).

Te compartimos algunos de los elementos de protección personal (EPP)

Los Elementos de Protección Personal protegen diversas partes del cuerpo para evitar que entren en contacto con factores que resulten peligrosos para la salud y la integridad física del trabajador. Es importante reconocer cuáles son estos elementos y cuáles son las condiciones correctas para su uso y mantenimiento para que puedan garantizar la seguridad que deben proveer.

Los EPP se pueden dividir en grupos: para la cabeza, para los ojos y cara, para los oídos, para el aparato respiratorio, para las manos, para los pies, para trabajo en alturas. Cada uno de estos grupos tiene distintos elementos que sirven para proteger esa parte del cuerpo. Por ejemplo, para la cabeza se pueden nombrar los cascos de protección; para los ojos existen las gafas de seguridad, como así también las caretas que protegen toda la cara; para los oídos se utilizan orejeras, entre otros dispositivos; para el aparato respiratorio se puede nombrar el respirador purificante; para las manos los guantes desechables; para los pies las botas plásticas; y, por último, para el trabajo en alturas puede ser necesario un casco con barbuquejo, entre otros elementos.

La seguridad comienza por la prevención. Es fundamental cumplir y promover las normas y los Elementos de Protección Personal para disminuir el alcance de los accidentes y las enfermedades del trabajo.



Los comentarios están cerrados.